Para llevar adelante la propuesta de Educación virtual, quienes conformamos la comunidad educativa del colegio Yapeyú tuvimos que aceptar la realidad de que sólo será posible si cada miembro asume el compromiso de hacer su parte.
Sabemos que no es fácil, dado que no estamos acostumbrados a vivir en un marco de incertidumbre e inseguridad. Aun así, lo encaramos como un desafío diario, dándonos la oportunidad de celebrarlo cuando por la noche nos tomamos un tiempo para valorar lo realizado.
En este contexto, nuestros chicos son el centro de nuestra atención y cuentan con: el equipo docente y no docente, sus familias y la propuesta educativa integrada.

1. El equipo docente y no docente

  • Los docentes se ocupan de las propuestas de trabajo que se presentan a los alumnos, incorporando los recursos que consideran pertinentes para el abordaje de temas y el desarrollo de capacidades, enmarcados en el proyecto anual de cada asignatura.
    En el horario base, los profesores permanecen conectados para responder cualquier duda de los alumnos. Además, habilitan chats y videoconferencias de forma programada para andamiar el aprendizaje de los estudiantes (del 2do ciclo de Primaria hasta 6to año de la Secundaria). De esta manera, van combinando instancias sincrónicas y asincrónicas para favorecer la apropiación de los saberes y flexibilizar los tiempos de quienes tienen dificultades de conexión u otras.
    Reciben los trabajos solicitados y los evalúan mediante comentarios o calificaciones, según sea la modalidad comunicada en la estructura semanal. Cuando los alumnos no los envían, habiendo vencido los dos plazos previstos, informan a las personas que ofician de soporte para comunicarse con su familia o el propio alumno.
    Además de realizar este tipo de seguimiento de los estudiantes, los apoyan en su proceso formativo, en la resolución de actividades, en la evaluación y la reflexión posterior. Mediante el acompañamiento, los estudiantes reciben un trato personalizado y disfrutan de una orientación permanente a lo largo de su recorrido académico.
    Al mismo tiempo, los docentes mantienen reuniones de trabajo con el equipo de conducción, se capacitan en el uso de nuevas herramientas o metodologías de trabajo y comparten buenas prácticas con sus pares, dado que el aprender con otros y de otros es un ejercicio que siempre se estimula en nuestra comunidad.

 

  • El equipo no docente, en el que están incluidos preceptores, auxiliares, asesores, administrativos y miembros del departamento de orientación, es el que recibe los mails de los alumnos y sus familias ante dificultades o dudas. También les llegan las sugerencias o pedidos de ayuda cuando resulta difícil llevar adelante la escolaridad en casa.
    Los tutores de cursos de la Secundaria mantienen un contacto fluido con sus alumnos para generar cercanía y contenerlos, tanto desde lo relacional y afectivo como académico. A su vez, esta labor llevan adelante los docentes responsables de cada división en la Primaria.
    Por último, quien cohesiona la propuesta, establece los lineamientos, capacita, acompaña y sostiene a los demás, es el equipo de conducción. Su expertise está en la doble tarea de ver el árbol y también el bosque, moviéndose en diversos planos y con los distintos actores para que la propuesta que termina llegando a los chicos tenga una coherencia lógica, promueva aprendizajes significativos, desarrolle capacidades y favorezca un ambiente seguro.
    En su horizonte está la excelencia académica y la formación integral de los alumnos, que solo será posible si todos nos mantenemos enfocados y confiamos los unos en los otros.

2. Familia
Es la aliada incondicional de esta modalidad de escolarización. Independientemente de la edad de sus hijos, su intervención y acompañamiento es importante y varía según el grado de autonomía de los chicos. Es la que promueve la necesidad de sostener una organización básica, con rutinas que permitan vivir este tiempo en un contexto de seguridad, al menos al interior del hogar. Además, la contención emocional y la labor de sostén en momentos de frustración, ansiedad o desbordes es clave para mantener el equilibrio y el ambiente saludable. Así también, la posibilidad de divertirse juntos y disfrutar del aprendizaje.
El colegio, a través de los medios disponibles, la mantiene informada, valora su trabajo y escuchar sus planteos y apreciaciones. La considera un pilar fundamental para hacer una Educación virtual “a la medida” de las necesidades de toda la comunidad yapeyuana.

3. La propuesta educativa integrada
En el día a día se materializa mediante una estructura donde consta el propósito de la propuesta, los temas a abordar, la organización del tiempo, los plazos de entrega, los materiales y las herramientas necesarias para desarrollar las actividades de aprendizaje y su evaluación.
La propuesta es flexible porque se ajusta al tipo de capacidades que se van a trabajar, los saberes en juego y la autonomía de los alumnos. Esto hace que las dinámicas y los recursos que contengan las actividades deban ser también muy diversos, heterogéneos y adaptables a una gran variedad de situaciones y necesidades de aprendizaje. De allí el valor de incorporar recursos tecnológicos y comunicativos como, por ejemplo, y entre otros, los siguientes:

  • Herramientas ágiles que facilitan la interacción y la co-construcción del conocimiento.
  • Recursos multimedia que permiten ofrecer contenidos de forma interactiva y motivadora, en una combinación de elementos que incluye texto, audio, imagen y vídeo.
  • Sistemas de comunicación avanzados, tanto síncronos como asíncronos, que facilitan una comunicación clara y adaptada a cada situación.
  • Accesos simples a los contenidos y a la formación mediante dispositivos móviles que permiten al estudiante aprender en cualquier lugar y en cualquier momento.